Cómo limpiar la lavadora

La lavadora es uno de los electrodomésticos más importantes de la casa y de los más usados, por ello debemos mantenerla en perfecto estado limpiándola a fondo de vez en cuando. Tarea muy importante para asegurar su correcto funcionamiento. También puede darse el caso en que se nos estropea una pieza en concreto y por lo tanto deja de funcionar, para ello no hace falta renovarla, sino ver qué repuesto de lavadora necesitamos y cambiarlo.

lavadora_interior

Cómo limpiar la lavadora de cal

Si vives en una zona de agua dura es más probable que se acumule la cal, por lo que es recomendable descalcificar la lavadora cada seis meses evitando así que se acumule. Para ello debes seguir los siguientes pasos:

  1. Vacía el tambor.
  2. Vierte el contenido del descalcificador de lavadoras en el compartimiento II del cajetín.
  3. Selecciona el programa Algodón a temperatura de 60ºC.
  4. Realiza un segundo lavado sin descalcificador para asegurarte de que se eliminan todos los restos.

Cómo quitar los malos olores

mal olor lavadora

El uso continuado y la falta de ventilación pueden causar humedad y bacterias responsables de los malos olores en nuestra lavadora. Con unos sencillos cuidados específicos podemos evitar que estos  aparezcan e incluso se trasladen a nuestra ropa. Descubre cómo:

  1. Vacía el tambor.
  2. Añade detergente en polvo, echa la mitad de cantidad que sueles utilizar en un lavado normal.
  3. Selecciona el programa Algodón a 90ºC o el programa Limpieza tambor.
  4. Tras cada lavado deja abierta la puerta para evitar que quede humedad en el tambor y la goma y aparezcan malos olores.
  5. Se aconseja realizar este proceso cada 20 lavados.

Consejos para cuidar tu electrodoméstico

Además de limpiar la lavadora de cal y quitar los malos olores existen otros trucos para cuidarla y evitar que acumule suciedad. Estos son algunos de nuestros consejos:

Limpia la lavadora con vinagre. El agua caliente y el vinagre de manzana eliminan las bacterias, los hongos y las manchas difíciles. Para ello debes llenarla con agua caliente y añadir 125 ml de vinagre de manzana, posteriormente iniciar un ciclo corto y una vez finalizado abrir la puerta  y dejarla ventilar durante una hora.

Limpia el filtro

Al tratarse de un elemento de difícil acceso resulta más complicado  de mantener, el objetivo principal es identificar aquellos posibles objetos que se hayan quedado atrapados en el interior. Para ello debes seguir los siguientes pasos:

  1. Desenchufa la lavadora y asegúrate de que no quede agua en su interior, posteriormente retira la tapa del filtro.
  2. Desenrosca la tapa hasta que salga por completo
  3. Retira la suciedad y todos los restos existentes en el filtro con un cepillo y agua caliente.
  4. Con un destornillador gira la turbina que se encuentra en el interior del filtro y remueve los restos que se encuentran en el interior
  5. Por último cierra bien ambas partes para asegurarte de que no se introduce agua dentro antes de volver a utilizar el electrodoméstico.

Limpia la goma

Trucos-para-limpiar-la-lavadora

Además de secar la goma tras cada lavado y dejar abierta la puerta de la lavadora para que ésta se ventile, existen trucos caseros que eliminan los hongos y gérmenes. Puedes elaborar  una buena mezcla antiséptica con agua, zumo de limón y agua oxigenada, para ello debes seguís los siguientes pasos:

  1. Mezclar todos los ingredientes,
  2. Rociar la mezcla en la toda la superficie de la goma, especialmente aquellas zonas con más suciedad o presencia de moho
  3. Pasar un paño seco y secar la goma antes de volver a colocarla en su posición inicial

Limpiar los compartimientos del jabón y el suavizante

A menudo esta zona es una de las grandes olvidadas, sin embargo en los dispensadores se suelen acumular bastantes residuos, especialmente si el detergente es el polvo. Pese a que pueda parecer complicado, su limpieza es sencilla y evita la aparición de malos olores. Para limpiarlo necesitaras 250 ml de vinagre blanco y un litro de agua caliente, los pasos son los siguientes:

  1. Realiza la mezcla en un cubo grande
  2. Saca los compartimentos de la lavadora y sumérgelos en la mezcla
  3. Déjalos en remojo durante 10 minutos, acláralos bien y sécalos con un trapo o trozo de papel

En el caso de que no sean desmontables rocía la mezcla directamente, frota con una esponja y sécalos después.

¿Qué trucos usas tú para mantener en buen estado tu lavadora? ¡Cuéntanos!