5 consejos para reducir tu factura de electricidad con tu frigorífico 0 37

consejos para ahorrar en la factura frigorifico

Aunque nos cueste creerlo, nuestro frigorífico consume más energía que la lavadora, el televisor, la cafetera o la campana extractora. No tenemos en cuenta muchos aspectos que son perjudiciales para su funcionamiento y que además provocan que el consumo sea mayor de lo normal.

Vamos a dar algunos consejos que te serán útiles para reducir el consumo de electricidad de tu  frigorífico.

Vigilar la temperatura

Un frigorífico no puede mantener la misma temperatura en la parte de la nevera como en la del congelador. Cada zona tiene una temperatura idónea para conservar correctamente los alimentos y que no se estropeen.

Si no queremos malgastar dinero, lo mejor es mantener el frigorífico a unos 15˚C. Si bajamos de esa temperatura, cada grado menos aumentará en un 1,2% en el consumo de la factura.

consejos para ahorrar en la factura frigorifico

Tamaño del frigorífico

A mayor tamaño, más consumo. Las teorías de que un frigorífico pequeño consume lo mismo que uno de mayor tamaño son falsas. Que no te engañen, la realidad es que por cada 100 litros de más de capacidad, la factura aumenta en 14,3€ al año aproximadamente.

Antes de lanzarnos a comprar un frigorífico, ya sea  grande o pequeño, tenemos que tener en cuenta nuestras necesidades. Hay que tener presente la cantidad de personas que viven en el hogar y nuestras costumbres.

Puerta abierta

¿Cuántas veces nos han dicho nuestros padres, cuando éramos pequeños, que cerrásemos el frigorífico porque sino se escapaba el aire? Esta afirmación no se aleja de la realidad.

Cuando abrimos la puerta del frigorífico y la mantenemos un rato abierta, la temperatura de su interior aumenta lo que hace que cuando cerremos la puerta, el frigorífico tenga que hacer un sobre esfuerzo de energía para volver a llegar a la temperatura correcta. Mejor abrir la puerta cuando sepamos que queremos e intentar evitar los tiempos muertos con la puerta abierta.

Alimentos congelados y calientes

Si tenemos pensado descongelar algún alimento, un buen consejo es sacarlo del congelador y meterlo en el frigorífico la noche de antes. Se descongelará igualmente y no se estropeará.

Hay que evitar en todo momento introducir alimentos excesivamente calientes. Esto es perjudicial para el funcionamiento de nuestro frigorífico ya que, al entrar en contacto dos temperaturas diferentes, el frigorífico tiende emplear un mayor esfuerzo para mantener la misma temperatura en todo el espacio interior y que la temperatura alta de un alimento no afecte al resto de productos.

Rejilla trasera

Con una inspección regular de la rejilla nos aseguraremos de su correcto estado. En ella se suele acumular polvo que provoca un aumento de consumo. Si observas que la rejilla esta estropeada y necesitas cambiarla, puedes encontrar los repuestos adecuados en TodoRespuestos Electro .

Siguiendo estos consejos ahorrarás en consumo energético y tu factura lo notará. Además, mantendrás el frigorífico en mejor estado y alargarás su vida mucho más tiempo.

Previous ArticleNext Article

Artículos más vistos

Nuestra selección

Comparte esto con un amigo