Cómo organizar tu nevera y conservar mejor los alimentos

Rate this post

En ocasiones, los alimentos que almacenamos en el frigorífico se estropean antes de lo esperado sin saber el por qué. Hoy os hablamos cómo y dónde almacenar la comida de manera correcta en nuestra nevera y que se conserven frescos más tiempo.

organizar-nevera

Tips para organizar el frigorífico

Lo primero que debes saber es que tu nevera no tiene una temperatura homogénea en su interior y que existen zonas más cálidas que otras y, por lo tanto, debemos tenerlas en cuenta a la hora de organizar bien el frigorífico.

  1. Mantener el frigorífico limpio

La limpieza es básica si queremos mantener nuestra nevera libre de gérmenes, además de que gastaremos menos en la factura de la luz. Lo recomendable sería que una vez al mes, retires los alimentos, extraigas los cajones y desenchufes tu aparato para limpiarlo mejor. De esta manera mantendrás al margen también los manos olores y podrás colocar un ambientador de frigorífico para que tu nevera siempre desprenda un aroma agradable.

  1. Temperatura óptima

Los expertos aconsejan que el frigorífico se regule a una temperatura de entre 3-5 grados centígrados y el congelador a -18 grados, si bien en verano debido al calor se suele bajar 2 grados dicha temperatura.

  1. La nevera siempre cerrada

Se debe abrir el frigorífico el tiempo justo para coger lo que necesitamos y cerrar rápidamente, evitando abrir en exceso la puerta para que los cambios de temperatura no alteren la conservación de los alimentos.

organizar nevera

  1. Define los espacios

La zona más fría de una nevera suele estar junto al congelador, por lo tanto, si tu congelador está en la parte de abajo, la zona más fría estará abajo, o viceversa si tu congelador está en la zona posterior.  Los alimentos que necesitan más frío deben colocarse en las zonas que limitan con el congelador, por ser la parte más fría. Ahí colocaremos las carnes y pescados para su mejor conservación. En cuanto a los lácteos y embutidos, pueden colocarse en las zonas medias de la nevera para su adecuada conservación. Por último, los huevos, las salsas y las bebidas pueden estar en los estantes con mayor temperatura ya que soportan mejor temperaturas más altas.

  1. Ordena los alimentos por caducidad

Una vez tengas cada alimento en el estante que le corresponde, ordénalos por fecha de caducidad. Los que vayan a caducar antes se colocan en primera fila para poder controlar mejor los tiempos y, tras ellos, los que tienen más tiempo por delante.