¿Problemas con tu congelador? Soluciones más comunes

Hoy os hablamos de un electrodoméstico esencial en nuestros hogares y que puede sufrir averías que, no siendo graves en cuanto a su reparación, pueden arruinarnos la compra de alimentos de todo un mes.

Una de las consecuencias más graves de una mala congelación, nos llevaría a la aparición de bacterias y microorganismos y, por lo tanto, provocar hasta una intoxicación alimentaria.

Para evitar este problema, que puede ser grave, os hacemos una lista de averías que pueden ocurrir en el congelador de vuestro hogar y cómo con unos sencillos pasos y repuestos podéis solucionar el problema.

reparar-congelador

Averías más comunes en un congelador

  • Luz de la alarma encendida: Entre las averías más comunes que pueden ocurrir en tu congelador está la de la alarma con luz roja. Las causa más comunes pueden ser 3:
  1. Fallo del compresor: si observas ruidos excesivos, fallos en la congelación de alimentos o que funciona de manera continua y no permite la auto-descongelación, el problema podría deberse a una avería en el compresor.
  2. Fallo en la electrónica: si has observado que tu frigorífico funciona pero no el congelador, podría ser que la placa electrónica esté fundida o haga mala conexión.
  3. Fallo en el termostato: si tu frigorífico es mecánico, el fallo podría estar en el termostato. Por lo que te aconsejamos la sustitución del termostato de tu congelador que no te llevará mucho tiempo.
  • No marca la temperatura en el display: Si observas que en el display superior ha desaparecido la cifra que indicaba la temperatura de tu frigorífico- congelador, estaríamos hablando de una avería causada por una electrónica defectuosa o una sonda defectuosa. Por suerte, el repuesto es sencillo de sustituir tan sólo tienes que acceder a la sección correspondiente de nuestra web y buscar sondas de temperatura para frigoríficos.
  • No enfría correctamente: Problema bastante frecuente que puede deberse a que el frigorífico o congelador está sufriendo pérdidas de gas y, como consecuencia, no alcanza la temperatura esperada. La pérdida de gas refrigerante en el circuito puede ser comprobada con unos sencillos pasos que indicamos a continuación:
  1. Encender el electrodoméstico
  2. Comprobar el funcionamiento del congelador y esperar 10 minutos.
  3. Comprobamos que la parrilla a la que va conectada el motor del aparato esté calentando de manera uniforme. De no ser así, lo más seguro es que tengamos una pérdida de gas o una avería en el motor.

repuestos para congelador

Como veréis,  las averías pueden ser de diversa consideración  y muchas de ellas se solucionarán con la sustitución de un repuesto para congelador. No dudes en consultarnos por tu marca de electrodoméstico y podremos ayudarte con la pieza que necesitas.