¿Tu lavavajillas no funciona bien? Problemas habituales y soluciones 0 86

Cada vez tenemos menos tiempo y nos hemos vuelto más cómodos. El lavavajillas es ese maravilloso electrodoméstico que nos facilita el trabajo siempre y cuando no nos dé problemas. Por eso, a continuación te traemos algunos de los problemas más comunes y cómo solucionarlos.

Problemas habituales

Corriente eléctrica

Si en ocasiones al tocar el lavavajillas sientes una pequeña descarga eléctrica, lo más seguro es que necesites una toma de tierra. En caso de que el problema fuera ocasionado por el electrodoméstico el diferencial saltaría, por lo que asegúrate de contar con un profesional que revise o instale tu toma de tierra.

Efecto arena

La presencia de arena o de una sustancia parecida en los vasos y fuentes de cristal puede deberse a factores como la pastilla de detergente utilizada, la calidad del agua o algún problema relacionado con el electrodoméstico. A veces el problema tan sólo tiene que ver con el abrillantador, para descubrirlo lava a mano uno de estos vasos y comprueba el resultado. Si la suciedad desaparece, es la falta de abrillantador, si por el contrario persiste puede deberse a la mala calidad del vidrio o a un problema técnico del lavavajillas.

La pastilla no se disuelve

Es probable que en alguna ocasión hayas abierto el lavavajillas y te hayas encontrado con la pastilla a medio gastar, esto puede deberse a un fallo en la resistencia o a otros problemas como la falta de agua o el interruptor de nivel. Si esta situación se repite no dudes en contactar con un profesional para que revise el electrodoméstico.

Vajilla sucia

Cargas el lavavajillas, lo pones en marcha y al terminar el programa de lavado descubres que toda la vajilla está sucia. Esta suciedad en ocasiones es producida por un mal funcionamiento de las aspas. Asegúrate de que el aspa inferior no está obstruida y de que no hay ningún plato que interfiera en el recorrido del mismo.

problemas-soluciones-lavavajillas

Cómo evitar que el lavavajillas se estropee

Existen pequeños trucos que te ayudarán a alargar la vida de tu lavavajillas. Es muy importante que limpies de forma periódica el filtro y el brazo de aspersión, ya que los restos de comida pueden obstruirlos y averiar el lavavajillas además de dejar la vajilla sucia.

Elige el programa de lavado inteligentemente, la dureza del agua y la cal no es la misma en todas las ciudades, adapta el funcionamiento de tu lavavajillas y optimiza los recursos que éste te ofrece.

Utiliza la cantidad de sal adecuada, el fabricante indicará cuanta sal es necesario utilizar y en qué condiciones.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Qué trucos utilizas tú para mantener el lavavajillas en buen estado?

 

Previous ArticleNext Article

Artículos más vistos

Nuestra selección

Comparte esto con un amigo